Instrumental para la preparación de la cavidad

Instrumental para la preparación de la cavidad

Hoy vamos a centrar este artículo en instrumental odontológico necesario para preparar la cavidad en la que vamos a realizar un procedimiento de odontología conservadora. Como ya hemos explicado en post anteriores, en estos procedimientos hay varias fases. Se inician, efectivamente con la preparación de la cavidad, pero su objetivo último es prevenir y tratar las afecciones bucales evitando la extracción de la pieza dental.

El proceso consiste en arreglar o restaurar las zonas dañadas por las caries o por otro tipo de infecciones, sin afectar a la totalidad del diente. Recordemos que estos procedimientos conservadores se aplican cuando hay dientes que presentan caries poco profundas, cuando hay traumatismos o cuando se detectan malformaciones en los dientes.

¿Cómo es la cavidad bucal?

Antes de nada, conviene repasar cómo es la cavidad bucal para poder entender mejor cómo se prepara para una intervención odontológica.

La cavidad bucal la forman el paladar, la base de la boca, las mejillas, y los labios. Su interior está dividido por las hileras de dientes del maxilar superior y del inferior. De hecho, la cavidad bucal propiamente dicha es el espacio que queda entre todos los dientes y que suele estar ocupado por la lengua.

También conviene saber que las encías o tejido gingival es una fibromucosa que se prolonga en la lámina externa de los maxilares. Se une al esmalte por medio de una membrana. Es de color rosa pálido, aunque en los adultos suele oscurecerse.

En cuanto a los dientes, están implantados en los maxilares y hay de cuatro tipos: incisivos, caninos, premolares y molares. Cada diente se divide en raíz, corona y cuello. La masa del diente consta de dentina, cavidad pulpar, esmalte y cemento.

Tipos de instrumental odontológico para prepara la cavidad

En cualquier caso, antes de realizar cualquier trabajo dental hay que preparar la cavidad en la que se va actuar. Para ello se utilizan básicamente instrumentos manuales, aunque para algunas cosas concretas el odontólogo utiliza instrumentos rotatorios que aumentan la eficacia. Loas instrumentos manuales siempre están fabricados de acero inoxidable o acero carbono.

Los instrumentos manuales pueden ser de tipo cortante o no cortante. Estos últimos se usan para explorar y obturar, mientras que los cortantes tienen varias funciones. Los hay excavadores, como la cucharilla, cinceles, cuchillos, limas, etc. Estos instrumentos suelen constar de 3 partes bien diferenciadas: la punta de trabajo, donde encontramos la hoja cortante, el tallo y el mango.

Su diseño ergonómico está pensado para facilitar su dentro de la cavidad bucal. Se suelen usar para cortar tejidos dentro de la boca, ya sean duros o blandos. También sirven para transportar los materiales a la preparación y para adecuar la terminación de materiales de obturación.

Las hachuelas, por ejemplo, eliminan las áreas retentivas, remueven caries del esmalte y permiten el terminado de ángulos internos. En cuanto a los cinceles, ayudan a refinar la preparación del diente. Los recortadores son adecuados para biselar los márgenes en esmalte. Mientras que las cucharillas se usan para remover la dentina afectada por la caries.

Funciones del instrumental odontológico para preparar la cavidad

En el proceso de preparación de la cavidad utilizaremos, por ejemplo, la turbina. Es un aparato rotatorio que funciona a alta velocidad, más de 100.000 revoluciones por minuto, mediante aire comprimido. Se utiliza cuando hay que perforar o desgastar un material duro, como por ejemplo el esmalte. También es necesario el contraángulo de micromotor, otro aparato rotatorio menos veloz que el anterior co0n un mango en forma de contraángulo y que se conecta al equipo dental. Se emplea para retirar la dentina o, si hace falta, para poder avanzar con cuidado en el interior de la pieza dental.

También suelen utilizarse fresas, que son pequeños instrumentos cortantes que se ajustan a los extremos rotatorios. Pueden cortar o eliminar tejido o bien desgastar la superficie del esmalte. Su parte activa puede estar hecha de varios materiales, aunque para la preparación de cavidades suelen usarse las de carburo para la turbina. Por su forma pueden ser redondas, de fisura, troncocónicas, etc y cada una utiliza para una función diferente.

En esta fase también se necesita la cucharilla de Black, escariador o excavador. Es una hoja redondeada que corta que se presenta en varios tamaños y formas. Sirve para retirar manualmente el tejido enfermo. Otro instrumento habitual es el recortador de margen gingival o cincel de esmalte, una hoja rectangular cortante que varía de orientación según para qué se utilice. Se emplea para eliminar el esmalte sin soporte de suelo en las cavidades proximales.

Deja un comentario