Visita al dentista, revisiones y tratamientos

Visita al dentista, revisiones y tratamientos

La visita al dentista debe tomarse como algo que es necesario hacer, de forma periódica, para salvaguardar nuestra salud bucodental. 

De hecho, gracias a estas visitas, se puede observar cualquier pequeño problema, como por ejemplo, una caries incipiente, una pequeña rotura de un empaste… y, de esta manera, se evitará que empeore y no se pueda salvar el diente o la muela.

La finalidad última de todo buen odontólogo debería ser la de intentar salvar las piezas. Un empaste, una reconstrucción, una caries… si se cogen a tiempo y se pone remedio, contribuirán a mantener nuestra propia dentadura el mayor tiempo posible que es, en definitiva, de lo que se trata.

De hecho, ya todos hemos comprobado en más de una ocasión, los elevados precios que alcanzan determinados tratamientos dentales, como podría ser el de reponer una pieza perdida. 

Los implantes, sean o no de carga inmediata, son bastante costosos. Y, claro está, es difícil prescindir de cualquiera de las piezas que componen nuestra dentadura. 

Si bien es cierto que algunas son menos imprescindibles que otras, bien sea por la mordida, por la masticación o por estética, lo cierto y verdad, es que todas tienen su importancia para la salud. 

Ya hemos oído más de una vez eso de que la primera digestión es la que se hace en la boca. Si no hay una buena masticación de los alimentos, por malos hábitos o por la falta de dientes y muelas, puede derivar en serios trastornos digestivos.

Si, a pesar de las visitas rutinarias al dentista o, porque no hemos cumplido con esa recomendación, nos vemos en la necesidad de recurrir a un tratamiento de implantología, no podemos aplazarlo porque afecta al resto de la dentadura y a nuestra salud en general. 

Si no tenemos ahorros para costearnos el implante, podemos recurrir a una solución urgente y solicitar unos préstamos con ASNEF. De esta manera, no hay motivo para demorar el tratamiento porque, una vez que aceptan nuestra solicitud, ingresan el efectivo en cuestión de 24 horas, incluso, en algunas ocasiones y, si coincide la entidad bancaria de los prestamistas con la nuestra, lo podemos tener el mismo día que hemos contratado el préstamo online.

Deja un comentario