Instrumental para la preparación de protectores dentinopulpares y acondicionamiento de la cavidad

Instrumental para la preparación de protectores dentinopulpares y acondicionamiento de la cavidad

Seguimos profundizando en el mundo del instrumental odontológico. En esta ocasión nos centraremos en las herramientas que se utilizan para preparar los protectores dentinopulpares y acondicionar la cavidad. Como ya hemos explicado, ésta es una de las fases de la odontología conservadora, que tiene como objetivo tratar la caries eliminando el tejido afectado y sustituirlo por un material artificial que permita su reconstrucción.

La cavidad es el espacio que dejamos libre cuando eliminamos el tejido afectado por la caries. Cuando realizamos un trabajo basado en la odontología conservadora, lo más importante es que hagamos desaparecer la caries y evitemos nuevas lesiones, pero asegurando que el material de obturación queda bien fijado y en buenas condiciones para que no sufra fracturas.

Por otro lado, la obturación es el tratamiento que nos permite eliminar la caries y rellenar la cavidad con un material artificial.

¿Qué son los protectores dentinopulpares?

Pues son unas sustancias que entran en contacto con la dentina mientras estamos tratando la caries y que juegan un papel fundamental junto al instrumental odontológico. Y lo hacen para cumplir determinadas funciones, como vamos a explicar ahora mismo. Se encargan de:

Aislar la parte afectada por la caries Unir la dentina y la obturación Servir de refuerzo a la reparación realizada Actuar como cemento de la operación Funcionar como materiales de obturación

Como podéis comprobar, sus funciones son muy importantes. Por otro lado, entre los protectores dentinopulpares encontramos varios tipos. Por un lado están las bases cavitarias, que es una capa que se coloca al fondo de la cavidad, una vez que se ha retirado la caries y sirve para aislar la dentina. También hay adhesivos dentinarios, que unen el tejido dentario y el material de obturación para evitar que se queden espacios y haya filtraciones. Dentro de esta categoría también encontramos los reparadores del complejo dentinopulpar, que sirven para fomentar la formación de nueva dentina. Por su parte, las obturaciones provisionales duran entre 3 y 6 meses en dientes que padecen afecciones, aunque también se utilizan cuando no da tiempo a finalizar un tratamiento en una única sesión.

Por último, está el cementado de prótesis fija, para unir el tejido dentario y la corona o funda. Puede ser de tres tipos: cemento de ionómero de vidrio, cemento de  óxido de zinc-eigenol o cemento de fosfato de zinc.

Instrumental odontológico para preparar la cavidad. ¿Qué se necesita?

Para prepara la cavidad, necesitamos un instrumental odontológico muy concreto que se compone de turbina, contraángulo de micromotor, fresas y cuchilla de black.

Las dos primeras se engloban dentro del instrumental rotatorio. La turbina, por su parte, funciona a más de 100.000 revoluciones por minuto por aire comprimido. Su usa cuando hay que hacer perforaciones o desgastar el esmalte. Y el contraángulo funciona a menor velocidad y la utilizamos cuando queremos retirar dentina o cuando hay que moverse con mucho cuidado dentro del diente.

Respecto a las fresas, son unos instrumentos cortantes de pequeñas dimensiones que se aplican al instrumento rotatorio. Sus utilidades son variadas. Con ellas podemos cortar y quitar tejido o también desgastar el esmalte. Su clasificación puede hacerse en función del rotatorio en el que se insertan, por el material del que están hechas o por su morfología.

Por último, la cucharilla de black también recibe el nombre de escariador o  excavador y sirve para ayudarnos a eliminar el tejido afectado.

Para acondicionar la cavidad y preparar los protectores dentinopulpares también utilizaremos otro instrumental odontológico como la espátula de cemento, que tiene dos hojas planas: una acabada en punta y la otra roma. La usaremos para mezclar los cementos y otros materiales. La loseta de vidrio es un bloque de vidrio con forma de rectángulo que se utiliza en la superficie del batido de cementos. Como alternativa a este instrumento tenemos las hojas de mezclado, que son de papel.

Por otro lado, encontramos el instrumento de bola-espátula que tiene dos extremos, uno en forma de bola y el otro plano. Además está la matriz que es una tira de metal o de plástico que nos permite envolver el diente e impide que se desborde el material de obturación. Para sujetarla a la pieza dental usaremos el portamatrices. También hay que incluir en este capítulo los discos de pulido, que son de plástico granuloso y nos permiten pulir la obturación hecha a base de resina compuesta. Y el mandril, que es un tallo de metal que nos ayuda a sujetar los discos de pulido.

Deja un comentario